Uno de los grandes avances de nuestra profesión en estos años ha sido el establecimiento de una serie de canales de relación entre personas que hasta ahora habíamos trabajado mayoritariamente de forma aislada, cada uno encerrado en su pequeña inmobiliaria, en sus conocimientos, en su práctica. La aparición de nuevos canales de relación mediante cursos, eventos, viajes, incluso gracias a la utilización que muchos hacemos de las redes sociales, nos ha permitido establecer una serie de relaciones muy positivas. Ahora aprendemos los unos de los otros, imitamos y mejoramos lo que otros hacen, cooperamos no solo en la transacción del día a día sino que hemos puesto en marcha una gran maquinaria de progreso que nos está permitiendo evolucionar como colectivo y enriquecernos cada uno de nosotros, personal y profesionalmente.

 

La Revista Inmobiliarios es uno de estos canales: tenemos la vocación de servir de medio de difusión de las ideas que aportáis todos y de las prácticas profesionales de éxito. Desde el principio ha sido así, pero cada vez resulta más fácil obtener la participación de todos.

 

En esta ocasión, una sencilla pregunta sobre el tratamiento de una objeción ha llenado nuestro buzón con las respuestas de la gran mayoría de los inmobiliarios a los que se pidió opinión, dando lugar a un artículo del máximo interés. Me llegaron
también los consejos para hacer jornadas de puertas abiertas que envió a sus contactos Begoña, la inmobiliaria de Águilas que nos entusiasmó con su vídeo en Inmociónate, y me pareció un gran ejemplo de las cosas que nos diferencian de quien solo pone tres anuncios y espera a que le llame un interesado.

 

El que esta información circule por nuestros canales es garantía de progreso para nuestro colectivo.
 
Para más información, la Revista Inmobiliarios de UCI pone a tu disposición el número 36, de Enero a Marzo de 2015, en formato PDF.
 
Descargar PDF